Torre Martiartu

Esencia de la Época Feudal

  • Siglo: XVI
  • Estilo: Renacimiento
  • Localización: Goierri

Junto con la Iglesia de Santa María, en el barrio de la Campa, la torre de Martiartu, situado en la ladera del monte Umbe, en el barrio de Goierri, son los edificios más significativos del Erandio preindustrial.

Las casas torres, las torres banderizas, forman parte de la esencia de la época feudal en Bizkaia, que tejerá durante varios siglos la historia del Pais Vasco. En el caso de la torre de Martiartu, que tiene un carácter tanto residencial como defensivo, desde su construcción, hasta su abandono, casi siempre estuvo habitada. La torre estaba en un lugar estratégico controlando las rutas entre Plentzia y Bilbao, así como algunas del interior.

Anteriormente al edificio construido en piedra, parece ser que hubo primeramente otro hecho de madera que pudo haber sido destruido en los enfrentamientos banderizos. Será Martín Ortiz de Martiartu, hijo de Diego Pérez de Martiartu, apodado «El Viejo», quien construya la primeriza torre de piedra a finales del s. XIV o principios del s. XV, puesto que sabemos que Martín Ortiz muere en 1415.

La construcción de esta nueva torre de piedra, de la que se conservan los muros correspondientes a las dos primeras plantas de la fachada sur y la mitad de los orientados a este y oeste, conllevaba consigo una cierta ventaja militar sobre otras familias, así como el ostentar cierto poder económico y social, lo que suponía un mayor peso político dentro del sistema feudal de la zona.

La torre se destruirá en 1472, ya que Ochoa Ortiz de Guecho y Martiartu había apoyado al Conde de Haro que, habiendo respaldado al legítimo monarca Enrique IV, pretendía hacer valer su poder sobre los linajes vizcaínos para que reconocieran a Juana «La Beltraneja». Los partidarios del Conde de Haro son derrotados por los partidarios de los Reyes Católicos y, como consecuencia, la torre de los Martiartu es destruida.

De este modo, durante varios años la torre estará abandonada, lo cual hizo que se pudiera haber producido saqueos y robo de material, hasta que en 1488, Diego Perez de Martiartu, hijo de Ochoa Ortiz, reclama su reconstrucción, pide «remedio con justicia de manera que las dichas torres le fuesen fechas o le fuesen pagadas […]».

No sabemos si finalmente empezaría una nueva obra o no, puesto que la mayor parte de la actual torre de hoy en día, proviene del s. XVI (el levantamiento prácticamente de un cubo de sillería, integrando elementos renacentistas, como la crestería de remate, y tardomediaveles, como los vanos conopiales), pero sí que sabemos que Martin Ortiz de Martiartu, hijo de Diego Pérez, va a ser el encargado de reparar la torre finalmente, cuyo carácter militar se ve reforzado con muros más gruesos y vanos que dotan de menos luz. Por aquellas fechas posiblemente ya el linaje de los Martiartu compaginaría su residencia en la torre con la otra que tenía en Getxo, de la cual también eran señores.

Con el paso del tiempo, y con el cambio de intereses, negocios y vida social, las ciudades empèzarán a coger cierta importancia dejando estas zonas como centros de producción agrícola para intereses de los señores, que irán disminuyendo. De este modo, la torre a principios del s. XIX es arrendadada. Finalmente Isidro Aretxabaletay Mota, vende la ermita y la torre, en 1948, al Ayuntamiento de Bilbao, que llega a un acuerdo con la familia. Poco tiempo después el consistorio hará unas obras de restauración que finalizan en 1954.

Fuentes:
• DE IBARRA BERGÉ, JAVIER y DE GARMENDIA, PEDRO: «Torres de Bizkaia», Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Diego de Velázquez, Madrid, 1946.
• GARCIA DE SALAZAR, LOPE: «Las bienandanzas e fortunas», Diputación Foral de Bizkaia, Bilbao, 1955.
• Toponimia de Erandio: www.toponimia.biz/erandio
• Historias de Erandio: www.historiasdeerandio.blogspot.com

SÍGUENOS EN: